Hipoacusia de transmisión

Encuentra un audiólogo especialista cerca de ti

Visión general de la hipoacusia de transmisión

Como su nombre lo indica, la hipoacusia de transmisión o conducción ocurre cuando alguna alteración mecánica en el sistema auditivo impide transmitir o conducir las ondas sonoras desde el oído externo al medio, o del medio al interno. En otras palabras, esta patología se debe a una lesión del aparato transmisor, lo que imposibilita que el sonido llegue al oído interno y el paciente pueda procesarlo.

Este tipo de pérdida auditiva se presenta generalmente de manera leve o moderada, se ubica entre aproximadamente 25 y 65 dB, en algunos casos puede ser temporal y corregirse con tratamiento o cirugía siempre que sea atendido a la brevedad posible.

Encuentra un especialista en audición

Encuentra un audiólogo

Buscar una solución a tiempo. Minimiza los daños y detén el avance de la hipoacusia

Síntomas de la hipoacusia de transmisión

En ocasiones sentimos que algo anda mal con nuestros oídos, sin embargo, callamos estas preocupaciones al pensar que es algo momentáneo y que ya pasará, lo cierto es que mientras le damos poco interés a estos cambios en nuestra capacidad auditiva podríamos estar dando paso a un problema mayor, por lo que es importante ir al otorrino y más si tenemos algunos de estos síntomas:

  • La audición parece ser peor en un oído que en el otro.
  • Los sonidos parecen más silenciosos de lo habitual.
  • En algunos casos el problema viene acompañado de zumbidos y dolor de oído.
  • Se presenta dificultad para comprender conversaciones en entornos ruidosos. 
  • Sensación de tener los oídos tapados.
  • En ocasiones algunos sonidos se escuchan más fuertes que otros.
  • Sensación de presión en el oído afectado
  • La necesidad de hablar bajo por sentir que se está hablando demasiado alto.

Causas de la hipoacusia de transmisión

En ocasiones, la hipoacusia transmisiva surge cuando los tres huesos minúsculos del oído medio (martillo yunque y estribo) no están conduciendo de forma correcta las ondas sonoras. Esto ocasiona que el tímpano no esté vibrando en respuesta al sonido.

No obstante, existen otras causas que impiden la transmisión del sonido desde el oído externo al interno, algunas de estas son:

  • Acumulación o tapón de cerumen en el conducto auditivo externo.
  • Infecciones crónicas o mal curadas en el oído medio. 
  • Presencia de cuerpo extraño en la cavidad auditiva.
  • Otosclerosis.
  • Bloqueos por tapones de cera.
  • Padecer tumores benignos o quistes cutáneos.
  • Malformaciones congénitas en el oído.
  • Acumulación de líquido producto de infecciones.
  • Perforación de tímpanos.
  • Desarticulación de la cadena osicular.
  • Síndromes tales como: Goldenhar, Down y Treacher.

Tratamiento para la hipoacusia de transmisión

El tratamiento va en función de la causa de esta patología, en algunos casos se puede tratar con medicamentos, sin embargo, entre las opciones podemos mencionar:

  • Medicamentos.
  • Cirugía. 
  • Adaptación de prótesis auditivas para amplificar la señal acústica haciendo que el sonido llegue al oído interno pese al obstáculo que lo impida.
  • Terapias de electroestimulación coclear.
  • Soluciones de conducción ósea.
  • Para extirpar quistes se recomienda una timpanoplastia-mastoidectomía.
  • La Miringoplastia es la opción más empleada en los casos de perforación timpánica.
  • Con respecto a la otosclerosis o disfunción del hueso estribo puede realizarse una estapedectomía o estapedotomía que es una cirugía en la cual se reemplaza el estribo con una prótesis.
Encuentra un especialista en audición

Encuentra un audiólogo

Buscar una solución a tiempo. Minimiza los daños y detén el avance de la hipoacusia