¿Cómo es la hipoacusia infantil?

Hipoacusia

¿Cómo identificar una hipoacusia infantil? En muchos casos se puede tardar mucho en detectar una pérdida auditiva en un niño ya que ellos no saben que no oyen bien. Identificar y tratar a tiempo una sordera es muy importante para el correcto desarrollo del niño. En este artículo te contamos qué tipos de hipoacusias hay, los síntomas que presentan y las posibles soluciones y tratamientos.

 

¿Cuáles son los tipos de sordera que existen en los niños?

Los tipos de hipoacusia dependen del nivel de deficiencia auditiva que presente el niño y la parte del oído afectada. 

  • Hipoacusia de transmisión o conductiva: esta pérdida auditiva sucede cuando existen algunas alteraciones de sonido que impiden que las ondas sonoras lleguen con normalidad al oído interno a través del oído externo.

    Estas alteraciones pueden ser debidas a una infección en el oído medio (otitis), malformaciones en el oído, tumores benignos o mucho cerumen.
  • Hipoacusia neurosensorial o de percepción: se produce a través de un problema en el oído interno y el daño que existe en el nervio auditivo que conduce al cerebro. 
  • Hipoacusia mixta: Esta pérdida auditiva se da cuando se combinan la hipoacusia conductiva y la hipoacusia neurosensorial, dando como resultado daños en el oído interno y externo del niño.

Hipoacusia infantil

Además, las hipoacusias infantiles se pueden clasificar de dos formas más: hipoacusias prelocutivas y postlocutivas.

 

  • Hipoacusias infantil prelocutiva. Este tipo de pérdidas auditivas se refiere a la pérdida auditiva que ocurre antes de que el niño pueda aprender el lenguaje. Generalmente aplicando un tratamiento a una edad temprana, entre 1 y 3 años, el pronóstico es bueno y el desarrollo del lenguaje del niño puede alcanzar el nivel de desarrollo de otros niños de la misma edad.

Para conseguir los mejores resultados, debe contar con la ayuda y participación de familiares y los profesionales necesarios para el desarrollo.

  • Hipoacusia infantil postlocutiva. Los niños que experimentan pérdida auditiva después de adquirir un idioma no tienen por qué perder esta capacidad. La voz y el volumen del habla de un niño pueden cambiar, por lo que es importante resolver el problema lo antes posible desde el diagnóstico hasta el uso de audífonos. Gracias a esto, podrás seguir desarrollando tus habilidades comunicativas.

 

¿Cuáles son los síntomas de la hipoacusia infantil?

La deficiencia auditiva afecta a los niños de distintas maneras. Observe si el niño presenta alguno de estos síntomas:

Síntomas de hipoacusia en bebés:

  • No reacciona a sonidos muy altos
  • No reconoce la voz de sus padres
  • No percibe el sonido de sus juguetes musicales
  • Al llorar, no se calma con la voz de su madre

Síntomas de hipoacusia en niños mayores de 1 año:

  • No pronuncia “mamá” o “papá”
  • No reconoce su nombre
  • Tarda en pronunciar palabras
  • Le cuesta seguir instrucciones
  • No responde preguntas cortas
  • Sube mucho volumen al televisor

¿Cuáles son las causas de hipoacusia infantil?

Puede ser causada por muchos factores, estos aparecen en la etapa de gestación del bebe, nacimiento o en el transcurso de su vida. Veamos algunas de ellas:

  • Antecedentes familiares con sordera
  • Anomalías congénitas
  • Infecciones que tuvo la madre en su embarazo
  • Bajo peso del bebe al nacer
  • Problemas con el oído interno y terminaciones nerviosas
  • Infecciones graves en el oído
  • Malformaciones del cuello o cabeza del bebe

 

¿Qué son los audífonos para niños con hipoacusia?

Hipoacusia infantil

Los audífonos para niños con sordera, son un instrumento que les permite escuchar los sonidos no audibles amplificados y con mayor claridad.

Este tipo de audífonos pueden utilizarse dentro o fuera del oído del niño, captando el sonido y convirtiendo las ondas sonoras recibidas en señales eléctricas, este dispositivo las envía al amplificador haciéndolas más fuertes y esta su vez al altavoz.

Existen muchos modelos, marcas, formas y tamaños de audífonos que se adaptan a las necesidades auditivas del niño; dependerá del diagnóstico médico especializado para recetar el aparato más conveniente según la edad y problemas del niño.  

 

¿Cómo es la hipoacusia en edad escolar del niño?

Existen muchos niños con problemas auditivos en su edad escolar. Por eso, tanto los profesores como los padres pueden confundir este problema con falta de interés o inmadurez en el niño en clase. Estos son algunos de los comportamientos del niño en su ambiente escolar:

  • Bajo rendimiento escolar
  • Mala ortografía
  • Le cuesta hacer dictados
  • Se distrae en clases
  • Parece un niño inseguro
  • No participa en juegos grupales
  • Le cuesta aprender nuevos vocabularios
  • Le cuesta recordar actividades verbales
  • Tiene baja autoestima

 

¿Cómo es el comportamiento de un niño con hipoacusia?

La hipoacusia infantil conlleva a tener un comportamiento tímido ante la sociedad. Les cuesta interactuar con otros niños y, en algunas ocasiones, se sienten frustrados al no ser comprendidos. Son niños muy observadores y la mayoría son muy afectuosos. En casa se sienten seguros y sobreprotegidos por sus familiares, pero en la escuela, se sienten deprimidos por tener baja autoestima. 

 

¿Cómo trabajar con niños con hipoacusia?

Los padres y profesores deben realizar actividades educativas que motiven al niño a aprender de manera creativa. Algunas actividades pueden ser:

  • Juegos grupales
  • Hablarle al niño de frente y con gestos
  • Utilizar recursos visuales
  • Enseñarles la lengua de señas
  • Colocar programas subtitulados en la televisión
  • Uso de rompecabezas
  • Actividades al aire libre
  • Realizar manualidades
  • Juegos interactivos en el ordenador o tablet

Hipoacusia infantil

¿Cómo es el desarrollo del lenguaje en niños con hipoacusia?

El lenguaje es la forma natural de comunicarnos con otras personas. Los bebés comienzan a comunicarse desde su nacimiento y van desarrollando el habla poco a poco. 

El lenguaje del niño con hipoacusia, comienza con el llanto (para llamar la atención, por sed o hambre), sigue con el balbuceo y es en este punto donde se detiene su comunicación al no poder pronunciar palabras. 

Para que el niño con hipoacusia pueda desarrollar su lenguaje de manera adecuada, es necesario ponerle en manos de un logopeda infantil y un audiólogo especializado.

Gracias al trabajo de ambos especialistas, con tratamientos enfocados en el lenguaje, tanto oral como escrito y técnicas  especiales de reeducación, el niño podrá corregir su pérdida auditiva e integrarse en su entorno.